Jueves 22 de octubre de 2020 - 14:47 hs.

09.10.2020

Una experiencia de crecimiento

La auditoría interna que integró todos los procesos certificados bajo las normas 9.001, 27.001 y Referencial N° 19; y su ejecución combinando virtualidad y presencialidad, son cuestiones que denotan un importante crecimiento del Sistema de Gestión de IAFAS.

La primera auditoría integrada realizada en IAFAS del 30 de septiembre al 6 de octubre, resultó una gran experiencia de crecimiento. Así lo consideran los agentes del Instituto que oficiaron de auditores internos durante esas jornadas, quienes estudiaron cerca de 20 procesos desde la óptica de las normas ISO 9.001, ISO 27.001 y Referencial Normativo IRAM-ALEA N° 19.

La auditoría se llevó a cabo, en un gran porcentaje, de manera remota, es decir por vías virtuales; en tanto que la parte presencial se ejecutó cumpliendo con el protocolo sanitario vigente en IAFAS.

El hecho de integrar todas las normas en una sola auditoría y la circunstancia contextual de hacerla combinando virtualidad y presencialidad, son cuestiones que denotan un gran crecimiento del Sistema de Gestión de IAFAS.


TRABAJO EN EQUIPO


“Fue una auditoría exitosa; una nueva experiencia… un gran crecimiento”, confió el Lic. Rodolfo Schönhals Fischer, quien -como auditor líder- fue el encargado de planificar, dirigir y ejecutar la auditoría y quien, actualmente, está redactando el informe final.

El equipo estuvo conformado por el Ing. Claudio Britos; el Dr. Maximiliano Montani; las Contadoras Virginia Rodríguez, Ayelén Molinero y Aylén Cancellieri; la Lic. Nadia Ayala; Leopoldo Luján; Guillermina Zalazar; Carlos Vergara; Germán Dachary y Natalia Barreto -de La Paz-.

Schönhals explicó que la auditoría se planificó teniendo en cuenta la división entre procesos de producción y proceso de apoyo. Y que, día por día, se auditaron procesos comerciales; procesos de sistemas; proceso económico financiero; procesos de apoyo; procesos estratégicos y específicos o alcanzados por el Referencial.

“Todas las áreas colaboraron. Es de destacar, como fortalezas, la buena predisposición de los auditados y el invaluable apoyo de la Coordinación de Sistemas para lograr conectividad y resolver los problemas técnicos que se produjeron”, expresó el auditor líder. Y destacó: “encontramos oportunidades de mejora que son, en definitiva, sugerencias para poner en práctica un cambio para que determinado proceso se haga mejor y para que la organización siga mejorando cada vez más.